jueves, 7 de febrero de 2013

Dios es yo y yo soy Dios

------------------------------------------------------------------------------------------- “Muerte en Vida”: Nacer de Nuevo La “Muerte en Vida”, para experienciar la “Resurrección en Vida” y el “Nacer de Nuevo”, no es algo físico, por más que ocasionen una Metamorfosis tan profunda que es, a la vez, interior (espiritual, consciencial) y “exterior” (de los componentes biofísicos y energenéticos de la corporeidad material por medio de la alteración, desdoblamiento, distensión y transmutación del ADN que el ser humano tiene impreso en cada una de sus células). Tampoco caben en palabras, pues su naturaleza y esencia no pueden ser pensadas (soñadas) ni vislumbradas mientras se permanece en el sueño. No obstante, Cristo Jesús ofreció algunas pistas importantes al respecto en su charla con Nicodemo (Juan, 3, 3-7): “-En verdad, en verdad te digo: el que no nazca de nuevo, no puede ver el Reino de Dios. Le dijo Nicodemo: -¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo?. ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el seno de su madre y nacer?. Le respondió Jesús: -En verdad, en verdad te digo: A menos que uno no nazca de Agua y de Espíritu no puede entrar en el Reino de Dios (…) Vosotros tenéis que nacer de nuevo”. Lo que sí sabemos, por la experiencia de los que lo han vivenciado, es que, tras Nacer de Nuevo, se notan inicialmente sensaciones de vértigo y vacío. La razón es muy sencilla: tras Despertar, los parámetros, las pautas y el “sistema de creencias” que se han tenido durante el sueño –y que han llevado al Despertar- dejan de ser válidas y requieren de un nuevo formato porque ahora se experiencia una realidad que es “Real”, no ficticia como la que se percibió durante la ensoñación. Pero no hay que inquietarse, sino alegrarse, pues, con confianza en la Providencia, esas sensaciones pronto quedan atrás y, en su lugar, surge algo espléndido: constatar que vivir lo “Real” impulsa irrefrenablemente a vivir en el Aquí y Ahora. Esto, que en el sueño costaba tanto esfuerzo, es la vivencia natural en lo “Real”. Y esta vivencia hace explosionar el Amor que Somos y Todo Es, ya que el Aquí y Ahora se manifiesta como el espacio donde fluye el Amor y en el que el Amor acaricia y abraza cuanto existe, incluido a uno mismo, si bien este concepto y noción empieza rápidamente a diluirse. Y para seguir avanzando en lo que Nacer de Nuevo representa y supone, hay que volcarse en el Corazón: desplegar en el interior la Bandera Blanca de la Rendición (la Aceptación absoluta de cuanto es y tal como es), centrarse en el Silencio Mental e Interior, abandonar para siempre las disquisiciones y diatribas intelectuales y conceptuales y Vivir y Escuchar desde el Corazón... ------------------------------------------------------------------------------------------- Enviado y compartido por Sonia Terol. En su web (http://www.iamthis.es/) podrás acceder a música, meditaciones, ejercicios y conciertos que te ayudarán a conectar con ese espacio de infinitas posibilidades y poder inconmensurable que residen en tu interior. ------------------------------------------------------------------------------------------- Si te ha gustado, también en el blog: +”Anytime” (entrada publicada el pasado 24 de octubre) +”Paraíso” (30 de octubre) +”Volver a Casa” (5 de noviembre) +Meditación para la Unidad y la Paz (14 de noviembre) +Meditación y canción para la Aceptación y la reconexión con la Vida (21 de noviembre) +Mantra Om saha navavatu (28 de noviembre) ------------------------------------------------------------------------------------------ Publicado por Emilio Carrillo en 14:32 36 comentarios: Enviar por correo electrónico Escribe un blog Compartir con Twitter Compartir con Facebook Enlaces a esta entrada Vídeo de la charla compartida ayer en el “Encuentro entre Buscadores” L@s amig@s de la Asociación Hinneni nos hacen llegar el vídeo de la charla que compartí ayer, 4 de diciembre, en el seno del Círculo Sierpes de Sevilla y en el contexto del Encuentro entre Buscadores, en el que participan fundamentalmente las personas que han asistido a alguna de las nueve ediciones de los Talleres de Espiritualidad para Buscadores que he impartido en la ciudad de Sevilla entre septiembre de 2008 y noviembre de 2012. Este es el enlace: http://achinneni.blogspot.com.es/2012/12/emilio-carrillo-encuentro-entre.html El título de la charla fue “A las puertas del solsticio de invierno de 2012” y bajo estas líneas se transcribe su guión básico. --------------------------------------------------------------------------------------- 1. ANTE LA CERCANÍA DEL SOLSTICIO DE INVIERNO, CENTRARNOS EN LO ÚNICO VERDADERAMENTE IMPORTANTE: EL AMOR +Siempre lo es. Y más, si cabe, en el Aquí y Ahora para interactuar y resonar desde el interior con las nuevas energías de Evolución y experienciar la Metamorfosis: Muerte en Vida – Resurrección en Vida – Nacer de Nuevo. 2. MANTENERSE EN UNA FRECUENCIA DE AMOR +Vivir Viviendo desde el Corazón. +Actitud en el Aquí y Ahora, de instante en instante. +Quietud. Y un Movimiento que sea resplandor de la Quietud. +La Felicidad como Estado Natural: sin razón alguna. +”No hacer”: ¡Vivir!. La “No-Acción” como forma superior de acción. +”La época del asceta acabó; el Reinado del Amor ha llegado”. 3. PRÁCTICAS +Práctica de Vida Sencilla. +Práctica del Aquí y Ahora. +Práctica de la Libertad (fin miedos y autolimitaciones mentales). +Práctica de Silencio. +Práctica de Quietud. +Práctica de Confianza. +Práctica de Empoderamiento (Endiosamiento): “Dios es yo; y yo soy Dios cuando ceso de ser yo”: Rendición / Bandera Blanca – Libertad - Silencio Mental e Interior – Nacer de Nuevo. ----------

fin del mundo - diciembre 2012

------------------------------------------------------------------------------- Según se nos ha sugerido por la tradición, lo escrito y lo percibido por nuestra propia intuición, un ciclo de expresión de Vida llega a su fin y un nuevo ciclo da comienzo. Todos sabemos que no nos encontramos ante un paso rutinario de un calendario cualquiera, donde una semana le sucede a la otra, sino que, en la misma medida que el Ciclo Vital del Sol se repite cada día para todos, así el impulso de "Aquel del Cual nada se puede decir" nos urge, con su latido divino, a ajustar nuestras pequeñas vidas a Su Propósito, y que va más allá de la Vida tal como nosotros la podemos concebir. Y ese latido resonará en nuestro interior, en el interior de todos los Reinos de la Naturaleza, con la intensidad y vivencia, que hombres y dioses seamos capaces de intuir. Y, así, en la proporción adecuada a la visión que cada alma, individual, grupal o divina, perciba de nuestro "Padre en los Cielos". El latido divino nos debe llevar a reajustar nuestra armonía divina mediante el impulso de esa Voluntad que mantiene la armonía del Macrocosmos de los Logos y Dioses y de el microcosmos que subyace en la aparente sencillez de cada uno de "sus hijos" más pequeños. Debe ser un impulso coordinador que bañe espacios materiales de manifestación y espacios de vacío y silencio en los que los devas se regocijan de el y, por nuestra parte, en la sentida necesidad de que nuestra hermandad, con ellos, quede patente a través de la inspiración hacia mundos más elevados, la luz, el color y la estructura del pensamiento expresado en la forma y en la síntesis... No importa como ha llegado cada uno de nosotros a este momento. Lo importante es que ya estamos en él. Nos hemos situado en el lugar del espacio-tiempo que hemos considerado útil para nuestro propósito de Vida. Para unos ha sido una vida de esperanza y preparación; para otros puede haber supuesto un despertar reciente; para otros es, todavía, un fugaz desconocimiento. Pero... para todos ha supuesto un afán evolutivo de vidas y vidas en las que este momento estaba escrito en su particular "Libro de la Vida". El miedo, el temor y la fatalidad que envuelven a la Humanidad son ilusiones que nos ha esclavizado durante miles de años. Sólo nuestros propios registros internos saben cuantas veces hemos llorado por el "Paraíso perdido", cuantas veces nos hemos dirigido a los dioses, sea Zeus, Amón, Baal o Manitú..., que más da, reclamando "Su" bendición a través del Amor y de la Justicia. De cuantas veces hemos dirigido nuestro corazón a Horus, Apolo o Krisna... para ser cubiertos por el manto del Amor y la protección. De cuantas veces hemos rogado que la Luz despejara toda oscuridad... Dicen los que saben, dicen los que presienten, dicen los que oigo muchas veces y comparto mi vida con ellos, que Cristo, todos los Cristos, todos Ellos expresión viva del Amor de Dios, preparan Su retorno. Aquí en la Tierra, en el Sol, en Neptuno o en cualquier lugar alejado de la Constelación de Orión... todo es cuestión de espacio-tiempo y de ilusión... y, con el Amor... la Luz y la Síntesis de lo conseguido en nuestros esfuerzos anteriores y la visión de la meta del infinito futuro... No me queda, pues, sino felicitarme y felicitaros ya que "aquello" que silenciosamente hemos esperado tantos tiempos ya se comienza a percibir más allá de las fechas concretas y los días señalados... Tan solo me invade un deseo y es que cada uno de nosotros, en su puesto de trabajo, seamos capaces de honrar al Propósito Divino y honrar "Su Humanidad", de la que somos expresión, de forma que percibamos, ya definitivamente, que el camino hacia nuestro reconocimiento como "Hijos de Dios" no es una quimera, sino una realidad que va tomando expresión como Fuego, Vida, Unidad y Vacío Creador en el Altar del Corazón. Altar en el que oficiamos revestidos de blanco... Felicidades, pues, a todos. Y os propongo brindar con el Cáliz que hasta ahora ha sido de sacrificio y que, más pronto que tarde, lo será más allá de espacios y dimensiones, de Común-Unión entre sus criaturas... Como dice un buen amigo mío... de Sacro-Oficio. De forma que, tal como demandamos cada día, con una mirada esperanzada al cielo,... "Se restablezca el Plan de Dios en la Tierra".

El cielo en la tierra (blog)

06/12/2012 CIERRE DEL BLOG Querid@ amig@, Amad@ Herman@, ¡todo está cumplido!. Y en lo que a este blog respecta, llegó el momento. Es la hora hace tiempo anunciada. Doy gracias desde el Corazón a la Providencia por haber posibilitado que nos encontráramos en el Camino, contribuyendo, con el “recuerdo” de cada uno, al recuerdo colectivo sobre lo que Es y Somos y a transformar en realidad El Cielo en la Tierra. El blog, nacido el 26 de junio de 2009, se cierra Aquí y Ahora. Durante estos tres años y medio se han publicado 1.743 entradas y sus páginas han recibido 901.658 visitas (148.617 de ellas en el último mes). Ya no se insertarán más entradas ni el sistema admitirá nuevos comentarios a las ya publicadas, aunque todo el material seguirá disponible en la Red, así como en la web de descargas y enlaces al blog asociada: http://elcieloenlatierra.wix.com/descargasyenlaces Como adelantó Rumi, la época del asceta acabó y el Reinado del Amor ha llegado. Termina cualquier necesidad de “hacer” y sólo brilla el Amor en un Vivir Viviendo en el que se comprende divinamente que Todo es Perfecto y que la Iluminación es, precisamente, tomar Consciencia de la innecesariedad de la Iluminación. Simplemente, como indicó Cristo Jesús, hay que Nacer de Nuevo. Para ello, a partir de hoy entro en el Silencio Mental e Interior y me dispongo a experienciar una Muerte en Vida que abra las puertas de la Resurrección en Vida. Y me adentro en la crisálida para, cual oruga, vivenciar la Metamorfosis. No sé cuánto tiempo estaré dentro de ella. No hago cálculos ni conjeturas mentales. Tras años de charlas, talleres y publicaciones, compartiendo recuerdos, inspiraciones e intuiciones con tanta gente, clausuro todas las actividades. En Paz y Alegría, cesó todo y dejeme. Y escapando de la voluntad, quedo enteramente a la Voluntad del Padre. Todo se haya en tu interior. También la Felicidad, que es tu Estado Natural. Disfruta de estas fechas en compañía de los tuyos en la seguridad de que la vida entera, sin excepciones, es un Regalo y está llena y repleta de señales, causalidades, sincronías y Milagros para que fluyamos entre ellos. Lo muestra muy bien la película Maktub, cuya escena cumbre se desarrolla en la cena de Nochebuena y que te ofrezco como modesto presente navideño: http://www.sucine.com/maktub/ En Silencio y Meditación, de Corazón a Corazón, mantenemos nuestro contacto y conexión de una forma y manera más Viva y Real que nunca. Por siempre. Abrazos, Besos y Bendiciones de Amor y Gozo. YO QUE SOY TÚ COMO TÚ ERES YO POSDATA: Y, efectivamente, tras la Muerte en Vida, aconteció la Resurrección en Vida y el Nacer de Nuevo: la amada en el Amado transformada; y el Hijo transfigurado en el Padre, pues Uno y sólo Uno son, a través de un proceso de Absoluto, Completo y Radical Vaciamiento. ¿Por qué debo buscarlo? Soy el mismo, soy como Él. Su Esencia habla a través de mí… ¡Me he estado buscando! Pero ya cesó toda Búsqueda. Este poema de Rumi (Diwan, parte II, gazal 24) muestra de manera sublime la culminación de tal proceso a modo de diálogo metafórico entre el Padre y el Hijo que se Vacía para No-Ser y, así, Ser Uno con Él y en Él: Me dijo: “No estás loco y no eres digno de esta morada”. Me fui y me volví loco, loco de atar. Me dijo: “No estás ebrio, vete, porque no eres de los nuestros”. Me fui y me embriagué, totalmente colmado de alegría. Me dijo: “No estás muerto, no estás lleno de gozo”. Y ante su rostro vivificador, me caí muerto. Me dijo: “Eres inteligente y emborrachado andas de dudas e ilusiones”. Y me volví sencillo, me volví inocente y me aparté de todos. Me dijo: “Te has convertido en vela y alquibla de un grupo”. No soy de ningún grupo y no soy una vela, me esfumé como el humo. Me dijo: “Eres maestro y sheij, señor y guía”. No soy sheij, no soy guía, soy un esclavo de tu voluntad. Me dijo: “Tienes alas y plumas, por eso no te doy plumas ni alas”. Deseando sus alas y plumas, me arranqué cualquier pluma y cualquier ala. Me dijo el que es mi nueva suerte: “No te inquietes, ni te ocupes de ti mismo, porque yo, bondadoso y generoso, soy tu único devenir. Me dijo el que es mi amor eterno: “No te alejes de mi lado”. Contesté: “No lo haré, no, no y no”. Quieto permanecí. En palabras de San Juan de la Cruz: Quedeme y olvideme, el rostro recliné sobre el Amado, cesó todo y dejeme. Y el Movimiento (en todas sus manifestaciones experienciales, vitales y conscienciales) ya no es sino reflejo de la Quietud. Y la Vida, un no-hacer en el que no hay otra cosa que hacer que el jolgorio y la jarana: No soy cristiano, ni judío, ni mago, ni musulmán. No soy del Este, ni del Oeste, ni de la tierra, ni del mar. No soy de la mina de la Naturaleza, ni de los cielos giratorios. No soy de la tierra, ni del agua, ni del aire, ni del fuego. No soy del empíreo, ni del polvo, ni de la existencia, ni de la entidad. No soy de India, ni de China, ni de Bulgaria, ni de Grecia. No soy del reino de Irak, ni del país de Jurasán. No soy de este mundo, ni del próximo, ni del Paraíso, ni del Infierno. No soy de Adán, ni de Eva, ni del Edén, ni de Rizwán. Mi lugar es el sinlugar; mi señal, la sinseñal; mi identidad, la sinidentidad. No tengo cuerpo ni alma, pues pertenezco al Espíritu que emana del Amado y Él mismo Es. He desechado la dualidad, he visto que los dos mundos son uno; Estoy embriagado con la copa del Amor, los dos mundos han desaparecido de mi vida; no tengo otra cosa que hacer más que el jolgorio y la jarana. Ya veremos como se va concretando la jarana y el jolgorio en la vida cotidiana. No hago suposiciones. En el Aquí y Ahora, lo que siento es una gran sensación de Libertad. Libertad al Amar lo que es y tal como es. Y Libertad por haber mandando a paseo obligaciones materiales e imposiciones y devociones mentales y morales de muy diverso pelaje. Hago de momento en momento lo que me gusta; dispongo de tiempo para atender sin prisas a las personas y situaciones que la Providencia (no “mi” agenda) va poniendo delante; y dejo que ella, la Providencia, haga el Camino por mí y diseñe la Vida sin intromisiones de una vida -"mi" vida- querida y programa por aquel que antes fui “yo”. Metafóricamente expresado, he dejado de ser Peregrino (o Caminante) para ser simplemente el viento que fluye por todos los Caminos y el aire que respiran todos los caminantes. Y he “visto” que el origen del sufrimiento radica en creer que algo debe ser diferente de como es y que el problema no se halla en los demás o en el mundo, sino en lo que yo creo acerca de ellos. En lugar de intentar, inútilmente, cambiarme a mí mismo, a los otros o al mundo para ajustarlo a mi pensamiento de como deberían ser, acepto e interiorizo la realidad tal como es, experimentando una Libertad y un Gozo antes inimaginables. Lo “Real” es que no hay nada que cambiar. Mucha gente quiere que cambien las cosas (su vida, la de los demás, el mundo en general,…) y lo intentan actuando sobre el mundo exterior (deseo de cambio exterior). También hay quienes quieren el cambio, pero han entendido que es una ventana que se abre desde el interior y que se necesitan ojos nuevos para un mundo nuevo (deseo de cambio interior). Pero no hay nada que cambiar, ni fuera ni dentro de uno mismo; todo es Perfecto y se halla en constante evolución (Tao). Se acabaron las preguntas y las respuestas, las búsquedas y los caminos. Se percibe entonces la innecesariedad de la Iluminación y nos "destensamos", "descondensamos", “vacíamos" y diluimos en la no-identidad (que implica la no-dualidad). "Cesó todo" y el No-Ser todo lo inunda y todo Es. Y el cesó todo conlleva el “dejeme”: el antes “hacedor-emisor” se disuelve en la no-identidad y fluye en la dinámica “fluir-recibir-fluir”. El Misterio de la Vida se desvela de par en par: Vivir viviendo, Vivir fluyendo para Recibir de la Creación, que es una Naturaleza tan Natural como Divina de Abundancia Infinita donde la Gracia y la Riqueza se distribuyen entre todos los componentes que la configuran y en ella se integran y fusionan no según su capacidad, sino según su necesidad (1). (1) A cada cual según su necesidad: “La multitud de los creyentes no tenía sino un solo corazón y una sola alma. Nadie llamaba suyos a sus bienes, sino que todo era en común entre ellos (…) No había entre ellos ningún necesitado, porque todos los que poseían campos o casas los vendían, traían el importe de la venta y lo ponían a los pies de los apóstoles, y se repartía a cada uno según su necesidad”. Hecho de los Apóstoles, 4, 32-35 “En la fase superior de la sociedad comunista (…) sólo entonces la sociedad podrá escribir en su bandera: ¡De cada cual según, su capacidad; a cada cual, según sus necesidades! Karl Marx, Crítica del Programa de Gotha, I, 3

mantras

sábado, 4 de junio de 2011 TIPOS DE MANTRAS Y SUS SIGNIFICADOS En lo que concierne a los mantras, hay dos tipos. Un primer grupo pueden ser creados por seres que poseen inteligencia y sabiduría trascendente. Se los llama mantra-nombre pues la parte central de los mismos está constituida por el nombre de la divinidad o un santo al cual se implora y sobre el que se medita. Por ejemplo, el mantra de Milarepa es "OM AH GURU HASA BENDSA HUNG". Las sílabas OM y AH están colocadas al principio, y la sílaba HUNG al final ellas representan respectivamente el cuerpo, la palabra y la mente, y son comunes a todos los mantras. La sílaba OM está asociada al cuerpo "vajra" o cuerpo inmutable, la sílaba AH a la palabra vajra, y la sílaba HUNG a la mente vajra. GURU significa Lama o maestro espiritual, HASA BENDSA o HASA VAJRA es un término sánscrito traducido en tibetano por Shepa Dordye. HASA significa alegría y VAJRA es inmutable, este era el nombre tántrico de Milarepa. De esta manera, por la sola repetición de este mantra se está invocando a Milarepa.Un Maestro espiritual puede crear este tipo de mantras que serán completamente válidos pues están compuestos únicamente a partir de sílabas existentes y del nombre de la divinidad o del santo al cual se invoca. En el caso del segundo tipo de mantras, pueden ser creados solamente por Bodhisatvas de la octava, novena o décima tierra, o completamente iluminados. Esta categoría de mantras proviene solamente de este alto nivel de experiencia. Sería imposible que un ser de realización inferior pueda crear este tipo de mantras y si esto ocurriera, cosa que sería muy rara, el mantra directamente no funcionaría. En efecto, un individuo que no tiene la realización ni la comprensión de la naturaleza de los fenómenos, de la naturaleza de la realidad, es simplemente incapaz de crear un mantra específico, con un fin específico y que sea eficaz. Por el contrario, para un Bodhisatva de excelentes cualidades es posible generar este tipo de mantras que serán eficaces en relación a la finalidad planeada. Este ser posee en efecto, una comprensión total y precisa de todos los elementos de la situación. Bija Mantra - Sonido Raíz Según la metafísica hindú todo está hecho de sonido, y cada cosa contiene una representación simbólica de las pautas de energía que la componen; eso es el sonido "semilla" o raíz, bija mantra. La intención de estos mantras es la de poner a la persona que lo pronuncia en resonancia con el objeto cuyo sonido raíz ha invocado. De esta forma, mediante el conocimiento de los bija mantras se obtiene un dominio sobre la esencia de las cosas, permitiendo crear, destruir o alterar de diversas maneras. Por ejemplo, cada chakra tiene su sonido raíz asociado, que según se dice, contiene toda su esencia, y por consiguiente todos los secretos del chakra. Teniendo en cuenta que cada chakra guarda correspondencia con su elemento, resulta que los sonidos raíz proporcionan acceso a las cualidades de tal elemento: Tierra: Mulhadara: LAM Agua: Swadhisthana: VAM Fuego: Manipura: RAM Aire: Anahata: YAM Éter: Vishuda: HAM Ajna: OM Sahasrara: N (nasal) Mantras tradicionales Existen miles de invocaciones y mantras de las diversas culturas y religiones de todo el mundo. En algunos se observa una semejanza de ritmo y entonación que nos hacen pensar en un origen común y por lo mismo, en largos ciclos de utilización que le otorgan el poder propio de la repetición inmemorial, aunque el valor más profundo de un mantra tiene que ver con lo que nosotros invertimos en él. AOM: El gran sonido primordial, el sonido originario a partir del cual se creó el universo, el sonido de todos los sonidos juntos. OM AH HUM: Tres sílabas de gran poder, que se utilizan para las finalidades siguientes: a) purificar la atmósfera antes de emprender un ritual o una meditación; b) trasmutar una ofrenda material en su contrapartida espiritual. OM MANI PADME HUM: Significa "la joya del loto que reside dentro" Mani Padme representa la joya del loto, la sabiduría esencial que incardina las enseñanzas budistas, la esencia divina, mientras que Hum representa la realidad sin límites encarnada dentro de los límites del ser individual. ASí Hum une lo individual con lo universal. YO SOY EL QUE SOY: Esta versión en nuestro idioma tiende también a unir lo individual con lo universal. OM KLIM CRISTAVE NAMA HA: Significa "en el nombre del todo que mi presencia crísitica venga a mí". OM NAMAH SHIVAYA: Significa "en el nombre de Shiva". Es uno de los muchos mantras que invocan nombres de divinidades. NAMY HO REN GE KYO: Este mantra japonés tiene un significado similar al anterior. Afirmaciones Una afirmación expresada en forma de mantra, surte poderosos efectos, ya que en cualquier idioma, las palabras son una forma de estructuración interna del objeto aludido. Por ejemplo: "Estoy seguro, estoy aquí"; "Soy fuerte, soy capaz"; "Soy feliz, "La vida es amor y armonía"; "Yo soy la pureza que Dios creó"... Conclusión: Los "mantras" se pronuncian de forma rápida, acompañados muchas veces de la visualización de sus sílabas o de sus significados un total de 7, 21 o 108 veces. Para no desviar la concentración de la visualización, se emplean los "malas" o rosarios de mantras, de 108 cuentas, más una adicional que no se cuenta, como el que vemos en la fotografía. la recitación de "mantras" es una vía hábil y fructífera para que los efectos de la meditación sean duraderos y para incrementar la espiritualidad, acercando al hombre hacia el estado de Samaddi o meditación continua. El mantra suele ser una palabra o grupo de palabras, aunque también puede ser eficaz una salmodia de tonos musicales abstractos. Aunque existen algunos que vienen utilizándose desde hace siglos para lograr determinados efectos, nadie nos impide crear nuestros propios mantras, como en el caso de las afirmaciones. La primera función que cumplen los mantras es la de purificarnos del velo de la negatividad, de la ignorancia, y por otra parte desarrollar en nosotros cualidades positivas. Acrecentar el mérito y acercarnos al Despertar. Algunos mantras están particularmente asociados a aspectos de nuestra existencia. Ya sea la prolongación de la vida, la purificación de enfermedades, impedir que la mente caiga en estados inferiores, o eliminar el miedo y la ansiedad, etc. Pero en general, podemos decir que todos los mantras tienen el mismo objetivo: eliminar el sufrimiento y la confusión, y conducir al practicante hacia el Despertar. Publicado por el sendero del mago en 08:22

Namasté

La cosmologia de nuestra historia Namasté hermanos, Leyendo "El misterio Belicena Villca" de Nimrod del Rosario. Me encontré con esta curiosa historia, tan similar a la historia que nos han contado las diferentes civilizaciones. ¿Y si fuera una visión Arquetípica de la Cosmología de nuestra historia? Para conocer la historia en toda su pureza habría que remontarse miles de años en el pasado, hasta la Epoca de los Atlantes blancos, Padres de todos los pueblos blancos del Pacto de Sangre. Ellos aseguraban estar guiados por Navután, el Gran Jefe Blanco que había descubierto el secreto del encadenamiento espiritual y les había revelado el modo en que el Espíritu podría abandonar la materia y ser libre y eterno más allá de las estrellas, es decir, más allá de las Moradas de los Dioses y de las Potencias de la Materia. De acuerdo con los relatos de los Atlantes blancos, Navután era un Dios que existía, libre y eterno como todos los Espíritus Hiperbóreos, allende las estrellas. El Dios Incognoscible, de quien nada puede afirmarse desde más acá del Origen, Navután, y otros Dioses, estaban furiosos porque un sector de la Raza del Espíritu se hallaba detenida en el Universo de la Materia: y la ira no iba dirigida solamente contra las Potencias de la Materia que retenían a los Espíritus, sino también contra el Espíritu débil, contra el Espíritu carente de Voluntad Graciosa para quebrar la Ilusión del Gran Engaño y liberarse por Sí Mismo. En la Tierra, el Espíritu había sido encadenado al animal hombre para que su fuerza volitiva acelerase la evolución de la estructura psíquica de éste: y tan férreo era el encadenamiento, tan sumido estaba el Espíritu en la naturaleza anímica del animal hombre, que había olvidado su Origen y creía ser un producto de la Naturaleza y de las Potencias de la Materia, una creación de los Dioses. En otras ocasiones, desde que el Espíritu permanecía en la Tierra, los Dioses Liberadores, sus Espíritus Hermanos, acudieron en su ayuda y muchos fueron liberados y regresaron con Ellos: por esa causa, se libraron terribles Batallas contra las Potencias de la Materia. Ultimamente, por ejemplo, había atravesado el Origen, y se había presentado ante los hombres de la Atlántida, el Gran Jefe de Toda la Raza Hiperbórea prisionera, el Señor de la Belleza de las Formas Increadas, el Señor del Valor Absoluto, el Señor de la Luz Increada, el Enviado del Dios Incognoscible para Liberar al Espíritu, es decir, el Kristos de Luz Increada, Kristos Luz, Luci Bel, Lúcifer, o Kristos Lúcifer. Pero la manifestación de Kristos Lúcifer en la Atlántida causó la destrucción de su civilización materialista: la Batalla de la Atlántida culminó con el hundimiento del continente, mucho después de que Aquél hubiese regresado al Origen. En esas circunstancias, frente a la catástrofe inminente de la Atlántida, se desarrolla la historia de Navután. Los hombres amarillos, los hombres rojos, los hombres negros, todos perecerán en un cataclismo peor que el que se avecina en la Atlántida: el que preocupa a los Dioses Liberadores es el cataclismo espiritual, el abismo en el que se sumergirán aún aquellos que sobrevivan al hundimiento de la Atlántida; y ese resultado parece inevitable debido a la insistencia y tenacidad con que la Fraternidad Blanca mantiene el encadenamiento espiritual, pero, más que nada, debido a la imposibilidad demostrada por el Espíritu para evitar la Ilusión y despertar del Gran Engaño; esas Razas, estratégicamente confundidas, seguirán ciegamente a los Sacerdotes Atlantes, quienes las conducirán con derechura hacia su definitiva decadencia espiritual. La Raza blanca es la única, en ese momento, que dispone de una posibilidad de liberación, posibilidad que los Dioses no van a ignorar. Pero el hombre blanco se halla muy dormido, con el Espíritu muy sumergido en la Ilusión de la Materia, muy proyectado en el Mundo Exterior: no será capaz de comprender la Revelación Interior del Espíritu, no podrá liberarse por Sí Mismo. Se hace necesaria una Revelación Exterior del Espíritu apta para la Raza blanca, mostrar desde afuera al hombre blanco una vía de liberación que conduzca a la Sabiduría Hiperbórea: para eso desciende Navután al Infierno. Navután, “Dios libre y eterno”, acepta bajar al Infierno, venir al Mundo de la Materia, y nacer como hombre blanco. Y como hombre blanco, realizar la hazaña de liberar por Sí Mismo su Espíritu encadenado: demostrará así a los hombres, con el ejemplo de Su Voluntad, el camino a seguir, la Orientación hacia el Origen. Resumiendo, la historia que los Atlantes blancos trasmitieron en forma de Mito a los pueblos nativos, sería la siguiente. Vivía en la Atlántida una Virgen Blanca Muy Santa, consagrada al servicio del Dios Incognoscible y entregada a la contemplación de la Luz Increada. Afligida por la terrible hambruna que azotaba a su pueblo, aquella Virgen pidió auxilio al Incognoscible; y este Dios Supremo, cuya Voluntad es la Gracia, le enseñó un camino hacia el Planeta Venus. Ya allí, la Virgen recibió del Enviado del Incognoscible varios ejemplares de la Planta del Trigo, con la que se saciaría el hambre material de los hombres, una Vara, que serviría para medir la Traición Blanca, y la semilla de un Niño de Piedra, que algún día sería hombre, se pondría a la cabeza de la Raza Blanca, y saciaría su hambre espiritual. Al regresar de Venus, la Virgen Blanca, que no había tenido jamás un contacto carnal con ningún hombre, estaba encinta de Navután. Los Dioses Liberadores le habían anunciado ya que sería madre y daría a luz un niño cuya Sabiduría espiritual libraría a la Raza blanca de la esclavitud material. Una serpiente intenta impedir que la Virgen cumpla su cometido pero Ella la mata aplastándole la cabeza con su pie derecho. Pasado el plazo, la Virgen alumbra a Navután y lo educa como Guerrero Constructor, contando con la ayuda de los Guardianes de la Sabiduría Lítica. Existía en la Atlántida un sendero que conducía hasta un Jardín Encantado, el cual había sido construido por el Dios de la Ilusión. Crecía allí un Antiguo Arbol Granado, conocido como el Arbol de la Vida y también como el Arbol del Terror, cuyas raíces se extendían por toda la Tierra y cuyas ramas se elevaban hasta las Moradas Celestes del Dios de la Ilusión. Cerca de ese Granado Hechizado se hallaba un Arbol Manzano, tan Antiguo como Aquél, al que se llamaba el Arbol del Bien y del Mal o el Arbol de la Muerte. Era creencia corriente entre los Atlantes que el hombre, en un Principio, había sido inmortal: la causa de que el hombre tuviese que morir se debía a que los Grandes Antepasados habían comido del Fruto de este Arbol y la Muerte se había trasmitido a los descendientes como una Enfermedad. En verdad, la sangre del Arbol, su Savia Maldita, se había mezclado con la Sangre Inmortal del Hombre Original y regulaba desde adentro la Vida y la Muerte. Y nadie conocía el Remedio para esa Enfermedad. Navután, que carecía de padre humano, había nacido inmortal como los Hombres Originales, pero su inmortalidad era, por eso mismo, esencial, propia de su especial naturaleza espiritual; en consecuencia, su inmortalidad era incomunicable a los restantes hombres blancos, no servía para que ellos recuperasen la inmortalidad perdida. Por eso Navután, con el apoyo de su Divina Madre, la Virgen Ama, decide hacerse mortal y descubrir para los hombres el secreto de la inmortalidad. Desde que los Grandes Antepasados comieran el Fruto del Arbol de la Muerte, nadie se atrevía a acercarse a él por temor a la Muerte. Pero Navután era inmortal como los Grandes Antepasados y pudo, como Ellos, aproximarse sin problemas. Una vez junto al Arbol, Navután cortó y comió el Fruto prohibido, quedando inmediatamente hechizado por la Ilusión de la Vida: ahora sólo le faltaba descubrir el secreto de la Muerte sin morir, puesto que si perecía en el intento jamás podría comunicar la Sabiduría a los hombres blancos. Es entonces cuando Navután se auto-crucifica en el Arbol del Terror, para vencer a la Muerte, y pende nueve noches de su tronco. Empero, mientras el tiempo transcurría, la Muerte se avecinaba sin que Navután consiguiese comprender su secreto. Al fin, ya agonizante, el Gran Jefe Blanco cerró su único ojo, que mantenía fijo en la Ilusión del Mundo, y miró hacia el Fondo de Sí Mismo, en una última y desesperada reacción para salvar la vida que se apagaba sin remedio. Y en la cima de Sí Mismo, en medio de la Negrura Infinita de la Muerte insinuada, vio surgir una Figura Resplandeciente, un Ser que era Pura Gracia: se trataba de Frya, la Alegría del Espíritu, su Divina Esposa del Origen que acudía en su auxilio. Cuando Navután abre nuevamente su ojo, Frya sale por él y se interna en el Mundo del Gran Engaño: va a buscar el secreto de la Muerte para salvar a su Esposo agonizante. Sin embargo no logra conseguirlo y el tiempo se acaba inexorablemente. Al fin, sin desesperar, Frya se dirige a Hiperbórea para consultar a los Dioses Liberadores; Ellos le aconsejan buscar a un Gigante bicéfalo que habita en un Mundo situado bajo las raíces del Arbol del Terror y que ejerce el oficio de clavero: a ese Gigante debe robarle la Llave Kâlachakra, pues en ella los Dioses Traidores han grabado el secreto de la Muerte. El Mito de los Atlantes blancos es aquí muy complejo y sólo conviene mencionar que Frya, transformada en Cuervo, desciende al Mundo del Gigante bifronte y le roba la Llave Kâlachakra: mas, para conseguirla, ha tenido que convertirse en asesina y prostituta; Frya, en efecto, quiebra con un golpe de su hacha la Llave Kâlachakra, pero el paletón, al caer, se transforma en siete gigantes de siete cabezas cada uno, quienes “duermen para que las Razas raíces vivan por ellos”; acto seguido, y sin alternativas pues está urgida por el tiempo, Frya se viste con el Velo de la Muerte que aquellos gigantes tienen sujeto con un lazo en cada cuello: luego los despierta sucesivamente y se entrega a ellos como amante, pero inexorablemente los va decapitando en la culminación del orgasmo; y las cabezas de los Gigantes, ensartadas en una cuerda o sutrâtma, forman el collar de Frya Kâlibur, en el que cada cráneo representa un Signo del Alfabeto Sagrado de la Raza Blanca. Por fin el Velo de la Muerte queda suelto y Frya, nuevamente transformada en cuervo, regresa velozmente junto a Navután. Pero ya es tarde: justo en el momento de llegar, Navután exhala el último suspiro y su ojo se está cerrando para siempre. Frya comprende que será imposible revelarle a Navután el secreto de la Muerte pues acaba de morir y ya no podrá leer la Llave Kâlachakra. Y es así como, sin perder un instante, Frya toma la decisión que salvará a Navután y a la Raza blanca: se transforma en Perdiz y penetra nuevamente en Navután. La Llave Kâlachakra debe dejarla afuera, puesto que sólo Ella puede existir en el Fondo de Sí Mismo. Frya debe revelar a Navután el Secreto de la Muerte, no sólo para lograr su resurrección, sino también para que su Esposo lo comunique a los hombres; de otra manera su inmolación habría sido en vano. Mas ¿cómo exponer a Navután el Secreto de la Muerte sin la Llave Kâlachakra, sin mostrarle ese instrumento del encadenamiento espiritual, para su comprensión? Y Frya lo decide en ese instante: como perdiz, danzará el Secreto de la Vida y de la Muerte. Expresará, con la danza, la Más Alta Sabiduría que le sea posible comprender al hombre mortal desde Afuera de Sí Mismo. Y Frya, danzando en el Fondo de Sí Mismo, revela a Navután el Secreto procedente de Afuera de Sí Mismo. Y Navután lo comprende, se corta el hechizo causado por el Fruto del Arbol de la Vida y de la Muerte, y resucita nuevamente como inmortal. Y al bajar de su crucifixión en el Arbol, repara que su cuerpo se ha trasmutado y ahora es de Piedra Pura; y que puede comprender y expresar la Lengua de los Pájaros. Entonces Navután enseña a los Atlantes blancos las trece más tres Vrunas mediante la Lengua de los Pájaros y los encamina a comprender el Signo del Origen, “con lo que obtendrán la Más Alta Sabiduría, serán inmortales mientras el Espíritu permanece encadenado al animal hombre, y conquistarán la Eternidad cuando ganen la Batalla contra las Potencias de la Materia y sean libres en el Origen”. Investigando a fondo la historia me encontré con varias similitudes que comparto con vosotros. Quizás los símbolos que aquí aparecen, no sean más que arquetipos de lo que fue en realidad. Lo que quiero decir es que alomejor nuestra historia de Jesús, Osiris, etc... No sea más que una visión ilusoria de la Formación del Sistema Solar...Pero eso lo dejo en vuestro criterio, mi misión simplemente consiste en abrir los ojos a una posible realidad... He aquí las similitudes: ORIGEN= PLASMA/FUEGO Hombres de colores= 4 Elementos Agua=Azul Aire=Blanco Fuego=Rojo Tierra=Amarillo Virgen=Quasar Kristos= Navután=Fuego= Venus=Pentagrama=Creacion El Arbol del bien y del mal= Tierra El Manzano de la muerte=Ying-Yang=Luna Frya= Muerte= Astral=Plasma Frya/Kristos= Sol Negro= Sol Astral 9 Dias que se crucificó= 9 Estados de la Materia Gigante Bicéfalo= Sol Intraterreno Kalachakra=Tiempo Gigantes de 7 cabezas=Chakras Frya decapita los 7 gigantes en el orgasmo= Tantra Sagrado 7 Velos de los gigantes= 7 egos Sutrâtma= Kundalini 7 Craneos= 7 Estados Superiores de la Consciencia= 7 Virtudes del Espírtu Cuervo=Sabiduría (Pensamiento y Memoria). Perdiz= Placer=Melatonina Salvación de Navután= Energía Sexual 13 + vrunas= 13 Ciclos de la Luna y los 3 grados desviados del Origen. Como véis se parecen demasiado, y sinceramente, no creo en las casualidades... La historia como tal la dejo en vuestras manos. Sólo aquellos que sean capaces de mirar más allá de las apariencias encontrarán la historia que se oculta tras ellas. Un abrazo a todos!!! Mística. TOMADO DE http://www.leycosmica.org/