sábado, 17 de noviembre de 2012

falacias del sionismo progresista


Yitzhak Laor .-Las falacias del sionismo progresista.

Escrito por: loisdmuras el 03 Oct 2012 - URL Permanente
http://www.marcialpons.es:8080/img/portadas/9788472905788.jpg
Nota del Blog.
Este librito es muy interesante ya que nos habla de la sociedad israelí por dentro sobre todo a través de dos escritores israelíes Amos Oz y A.B Yehoshua los dos activistas sionistas pero que casi siempre se presentan como pacifistas aquí ,combatientes allí. Pero que al autor le permite presentar todos los problemas de la identidad israelí. Identidad creada por los sionistas europeos y occidentales como fundamento del estado israelí. Incluso con la idea de un hombre nuevo.
Siempre me llamo la atención que al comparar fotos físicamente de los soldados israelíes se parecieran como hermanos a los palestinos que detienen o reprimen y sin embargo los presentador@s de la televisión israelí sean en su mayoría rubio@s como si fueran todos descendientes del Paúl Newman de la película Éxodo
Esa idea que los israelíes son occidentales y tienen que identificarse con lo occidental es constante cuando solo son en realidad una aparte de ellos , primero por que antes de la llegada de los sionistas ya estaban algunos allí , luego por que la emigración de los países árabes , judíos de habla árabe y comidas similares y incluso rituales religiosos distintos pero que han tenido que hacer toda una asimilación no solo al judaísmo ortodoxo y talmudico si no aprender el nuevo hebreo y perder su antigua identidad . Pero con todo y eso se les denomina mizrahies ( Oriente o Mizrah) y se delatan por el acento, que en escritores como Yehoshua de origen marroquí producen al similar a una esquizofrenia.
En cambio Amos Oz , con pedigrí polaco , escribiendo siempre pensando tanto lo que quieren oír los de allí como los de aquí , pero nunca sin desprenderse de su superyo patriarcal occidental. Cumple totalmente con la visión del israelí “modelico” a las que todos aspiran y por eso es tan premiado. De Grossman ni casi habla, ni de otros autores que si presentan otra visión pero que claro no han sido traducidos ya que no es el "modelo" que se esperaba. Pero incluso en el caso de Oz, las críticas de sus libros que aparecen en Europa son siempre las mismas como si se hubieran leído sus libros por las tapas.
Asimilación marcada por los askenazis totalmente occidentales y siempre diferenciándose de los otros y de lo oriental .
Ya cuando el fundador del sionismo pedía un estado en Oriente lo presentaba como unavance de la civilización occidental contra la barbarie , pero como Ben Gurion sospechaba los palestinos de ahora eran los judíos de antes de la destrucción de Israel convertidos al Islam.
Por eso se ven obligados a escribir en una israelidad neutral carente de raíces y en los valores portadores de la "superioridad de Occidente" presentándose como modernizadores .
Cuando en realidad la identidad israelí se asimila a un askenazismo y el no va mas es además poderse llamar alemán. Cuando la mayoria de las élites son mas bien descendientes de judios del este europeo .
O sea una fantasía occidental de la israelidad .
Y un intento constante de alejarse todo lo posible de los árabes israelíes y no digamos de los palestinos.
De ahí la identificación con el ejercito, máximo "modernizador" del país , como si fueran Esparta .Que políticos como Barak se refiriera constantemente a Israel algo así como a un europeo en la selva, rodeados de salvajes - Los salvajes son los palestinos claro está. Y al revés de los griegos más este los bárbaros.
Cuando los judíos yemeníes llegaron a Israel ,los hijos fueron todos al ejército y se los devolvieron hombres nuevos a los 22 años. Mientras los padres iban hacer de frontera contra la barbarie a los asentamientos de Cisjordania y los hijos occidentalizados de carne de cañón .
Problema de identidad que por supuesto no sufren los sionistas ni judios que viven en Occidente ,y así se intente recurrir cada vez más a la judaización de la sociedad. El Estado ya lo es en parte.
Y también en parte los numerosos partidos políticos que utilizan la judaización como defensa.
Y por otro lado con un permanente discurso colonial europeo conectado con un filo semitismo europeo revivido a traves de.. "el Shoah nos pertenece y no a los musulmanes". Y lo bien aceptado que es por los politicos europeos como frente anti musulmán. Y justificación de la xenofobia contra el "otro" o los "vosotros"( Oz) , los inmigrantes.
-------
Nota del libro...
El nuevo filosemitismo europeo y el "campo de la paz" en Israel
Autor: Yitzhak Laor
Prólogo a cargo de: José Saramago
Que el sionismo es un nacionalismo de carácter völkisch, es decir, centroeuropeo, etnicista y sustancialmente conservador, es algo razonablemente aceptado. Dentro de él, sin embargo, han aparecido, sobre todo a partir de la Guerra de los Seis Días, voces críticas que, sin poner en cuestión la legitimidad de su estado, sí lo han hecho en contra de las adherencias confesionales del sionismo, su inflexión neoliberal y muchos aspectos de la ocupación de Gaza y Cisjordania.
Este sionismo crítico ha sido muy bien acogido por cierta izquierda europea, que ve en él una reflexión que puede compartir. Mientras que los intelectuales israelíes del «campo de la paz» han logrado una patente de europeidad que permite a una y otros resolver sin mala conciencia algunos de los más notables conflictos que se les plantean, fundamentalmente la presencia árabe.
Este encantamiento mutuo tiene limitaciones, precisamente por su falta de coherencia histórica, que aboca a actitudes hipócritas, en las que late un sustrato colonialista. Yitzhak Laor, residente en Tel Aviv, poeta y periodista durante años de Haaretz, se enfrenta a ellas en este texto, con decisión y un punto de audacia, a través de un análisis de la obra, tan aclamada en Occidente, de Amos Oz, David Grossman y Abraham Yehoshua. El lector se encontrará, pues, ante una obra valiente y que arroja nueva luz sobre el papel de algunos de los más connotados intelectuales críticos israelíes.