martes, 13 de abril de 2010

Jonás - Kabalah

Síntesis

Jonás es el libro número 32 del Antiguo Testamento, y quinto del compendio de profetas menores. Consta de cuatro capítulos y 48 versículos en total. El libro está escrito de forma biográfica, es una narración de las peripecias de las que “víctima” el profeta. Dentro de este (capítulo 2) se encuentra una oración en forma de salmo, en el que Jonás recuerda la fidelidad de Dios y promete al final ofrecer sacrificio y pagar lo prometido. El libro da cuenta de la desobediencia de un hombre, que huye de la voz de Dios hacía Tarsis y no hacía Nínive Ciudad que ostentaba el título de capital de Asiria, en la que debe anunciar que la ira de Dios se ha rebosado y la destruirá. Viajando a Tarsis dentro de una nave que halló en Jope se encontró con una gran tormenta ordenada por Dios, en la que el Señor demuestra el control total que tiene sobre todas las cosas. Luego de que los marineros echan suertes y caen sobre Jonás, deciden, contrario a su voluntad y, rogando a Dios que la sangre de un inocente no caiga en sus manos, echar al desobediente al mar, donde se encuentra con que quien se lo traga y luego lo vomita para que haga de una vez por todas lo ordenado por Dios. Así contrario a su deseo va a Nínive, anuncia el castigo que les espera si no se arrepienten, encontrando lo que temía: la misericordia de Dios para quienes se arrepiente verdaderamente. Jonás considera que estos pecadores no son dignos de recibir la misericordia de Dios.
Contrario a su deseo, el libro anticipa el mensaje contenido en la parábola del hijo pródigo (Lc 15: 11–32) y en la de los trabajadores de la viña (Mt. 20: 1–16). El perdón de Dios supera los deseos y los cálculos de los hombres: Dios mantiene siempre su libertad de ser bueno con todos Para Jonás era difícil darle la oportunidad a Nínive de ser perdonada, ellos representaban a un enemigo, en ella había idolatría, además de representar una maldición, ya que su fundador Nimrod, era hijo de Cus, quien era hijo de Cam, el que vio la desnudez de Noé y fue maldecido por éste (Gn. 9: 22-27 – 10: 8-11).

Autor
El libro no proporciona datos sobre su autor. Jonás mismo puede haberlo escrito, pero en ninguna parte del libro usa la primera persona; y la probabilidad de que haya sido escrito después del s. VIII se desprende de la inferencia basada en Jon. 3.3 de que Nínive ya no existía (fue destruida en 612 a.C.). Si Jonás no fue el autor, nadie puede decir quién escribió el libro. Puede haber sido escrito en el s. VIII, pero con mayor probabilidad no se lo escribió antes del s. VI. A fines del s. III se conocía y veneraba a los doce profetas menores, de modo que lo más tarde que podemos fechar el libro es el s. III. El enfoque universalista del mismo se ha considerado frecuentemente como una protesta contra el espíritu ultranacionalista de los judíos después de la época de Esdras; sin embargo, ya en el s. VIII encontramos pasajes universalistas (Is. 2.2). Varias características del hebreo de Jonás constituyen un argumento más poderoso en favor de una fecha pos-exílica; pero la brevedad del libro no permite tener certeza.

Tema: “La misericordia de Dios no tiene límites”


Vamos a ver desde la Kabalah como narramos gemátricamente esta historia


El profeta es lo absoluto en el hombre. Es aquel que escucha la voz de Dios y puede repetir lo que escucha. Un profeta es aquel que oye las palabras del Universo, del mundo y dentro de esas palabras hay otras tantas significaciones.

Jonás es un profeta porque habló con Dios. Y es un hombre porque puede estar dentro de muchos hombres.

Se cuenta que Elías, profeta del rey Ajab, estaba junto a la madre de Jonás y presencia la muerte del niño. La madre de Jonás le pide que resucite a su hijo. Elías le pide ayuda a Dios, le dice que es el séptimo hijo de Iacob y actúa en tiempo del séptimo rey Ajab. Dios lo escucha y Jonás resucita. Jonás está conectado siempre con el agua, con la ballena y el pez.

Jonás es IONE (IUD, VAV, NUN, HEI /10+6+50+5=71=8). Jonás tenía que ir a Nínive. 50+10+50+6+5=121=4. Pero... Jonás no piensa ir a Nínive y se va a Iafo 10+80+6=96=15=6 y parte de su ciudad: Gat Hajefer que suma=403 y 5+8+80+200=293; 403+293=696, su
ciudad está cerca de Iafo. De Gat Hajefer a Iafo desciende 600 números.

(Recordemos que Noé tenía 600 años cuando se produce el Diluvio y que la paloma IONAH regresó al Arca dos veces. Hay relación con las dos historias.)

De Iafo se quiere ir a Tarshish 400+200+300+10+300=1210=4

Para ir a Tarshish, Jonás toma un barco ONIAH=66=12=3. Oniah tiene raíz ANI(YO)

El barco tiene 70 hombres que representan 70 pueblos y paga por todos para que el barco zarpe, y el se esconde en la bodega para ocultarse. Pero se desata una tormenta el barco comienza a balancearse y Jonás es arrojado al mar. Allí lo traga un gran pez: Leviatán. Leviatán habita en las aguas inferiores y nos guía a través del tiempo. Leviatán lo arroja y pasa a ser comido por un segundo pez que es mucho más pequeño y que adentro alberga a 365000 peces (365 preceptos????).

Allí Jonás se acuerda de rezarle a Dios y dice su plegaria. El pez lo escupe y Jonás vuelve al origen, y debe cumplir con el mandato de Dios. Debe ir a Nínive aunque Nínive sea enemiga de su pueblo. El pueblo de Nínive sabe que obró mal, todo lo basaba en suposiciones, con doctrinas equivocadas y falsos proyectos.

El pueblo de Nínive rasga sus vestiduras y la pregunta es ¿si Jonás fue perdonado por qué no Nínive? La historia de Jonás se lee el Día del Perdón en Iom KIPUR. Ese día al atardecer el hombre toma conciencia de que es mortal y se prepara para su fin. Debe rendir cuentas sobre su vida, repasarla una y otra vez y realizar la plegaria de la tarde. Iom Kipur es el 10.°
día del 7º mes (70) Ain el Ojo de Shem.

Los 70 pueblos que fueron testigos de la huida de Jonás.

Nínive debía desaparecer, pero Shem decide que no se destruya, que sea perdonada y Jonás debe cumplir con esa misión.

La pregunta de hoy es por qué y para qué. Si todo se termina ¿adónde va todo?... El tema continúa y la respuesta es para seguir existiendo aunque se tema por la vida, aunque sepamos que somos finitos.


Contacto con Beatriz Borovich
E-Mail: beatriceboro@ciudad.com.ar
Teléfono: (011) 4814-2762
Web: http://www.kabalahliteratura.com.ar

Beatriz Borovich (Argentina 1944) Prof. Lic. en Letras de la UBA, Magíster en Kabalah (USA). Ex Titular de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo, Carrera de Diseño Gráfico, Materia Análisis Literario y Redacción (1987/2009). En la actualidad: Directora de Cultura, Prensa, RRHH del Grupo Editorial Lumen, Maestra de Kabalah anual. Niveles I, II y III, Estudios Gemátricos Personales, Conferencista nacional e Internacional, Escritora ensayista: La Cabala, Kabalah un camino hacia la Luz, Los caminos de Borges entre otros títulos (todos de Edit. Lumen). En preparación: Cuentos maravillosos: Una nueva revelación, (para fin de este año) y un nuevo libro de Kabalah para el año próximo.



Columnista: Beatriz Mordkowicz Borovich