martes, 13 de abril de 2010

Entre lo esperado y lo imprevisto

Entre lo esperado y lo imprevisto



“Se llega virgen a los grandes acontecimientos” escribió Margueritte Yourcenar.



EL 31 de diciembre de 2009 la noche llegó con plenilunio...” tanto se espera fin de año que de repente llega”... ojos asombrados ven descorrerse la luna inaugurando la última noche del año y reflejar su brillo en el agua espejo en movimiento. Silencio, dejar ir el año, transición: inaugurar otro año, iniciar una década... (En el principio se calculaba el tiempo por las fases de la luna, y las ceremonias importantes elegían alguna de ellas).

Inaugurar un año, iniciar una década, señala un comienzo,... oportunidad para nuevos deseos, hambre no saciada, espera, incertidumbre. ¿Cuál es la extensión de ese deseo? Cuando el deseo sale del escondite, se siente como jugar a la escondida: alcanzar el Piedra Libre sin ser descubierto, la alegría de ese juego, la excitación, la magia, piedra libre, me escondo salgo corriendo velóz para que no me atrapen.

Cuando libré, estoy fuera del escondite y fuera de la oscuridad y riendo del logro.
La época en que vivimos nos desafía también a que aprendamos a jugar con el tiempo.
Cuantas tareas y en cuantos juegos queremos estar a la vez preservando la intensidad de lo que hacemos y saliendo de cada cosa con ganas de no haber quedado atrapados en el juego. La casa, la profesión, los proyectos, los vínculos, los nuevos aprendizajes, los trayectos, lo imprevisto.

Con uno de los grupos que coordiné este año en bioenergética y lenguajes corporales y creativos exploramos el tema del tiempo y el cuerpo, entonces jugamos con el tiempo y la duración, nuestros ritmos, velocidades, cuando hacemos una pausa, cuando sentimos que el tiempo cotidiano se transforma en un desafío que nos hace sentir la rutina como un apagador de incendios, el tiempo y la habitación nos llevó al encuentro con la intimidad, el tiempo y el espacio posibilitó descubrir diversos mandalas centro presente, delante provenir, detrás pasado, el tiempo de nuestros sentires, armarios en que guardamos tesoros de nuestra existencia, el tiempo de la coincidencia, el encuentro; el tiempo y la emergencia, el tiempo que va más lento, el ocio, perder el tiempo,... la expresión de este grupo en la fiesta de fin de año fue un barquito de papel con un reloj navegante. Imagen en acción, singular, preciosa.

En el juego de la vida, los grandes acontecimientos muchas veces ocurren fuera de programa algunos son maravillosos: descubrir un secreto valioso, conocer un maestro, e namorarse por dar algunos ejemplos, y a veces son trágicos, el suicidio de un ser querido, una catástrofe ocasionada por fuerzas de la naturaleza, una enfermedad grave. No estamos preparados, nunca, somos vírgenes cuando esas circunstancias ocurren carecemos de libreto, y hay que escribirlo por vez primera.

Lo constante y lo inconstante la tormenta y la primavera, y el amor aguas que nos invitan al conocimiento, la experimentación a abrir sentidos y los sentires para estar presentes y creativos en cada acontecimiento.

Contacto con Susana Yasan

E-Mail: susanayasan@gmail.com
Teléfono: (011) 4782.7005
Web: http://www.susanayasan.com.ar

Susana Yasan es bioenergetista, especialista en técnicas corporales y facilitadora del acto creador, Egresada de la carrera del ISA del teatro Colón, directora teatral, entrenadora de actores, cantantes y bailarines durante puestas en escena, creadora de la Escuela Bioenergética Técnicas Corporales y Curativas Integradas, dicta también talleres en el Teatro San Martín y el C.C. R. Rojas. Invitada por Panamá, Perú Brasil para formar profesionales en bioenergetica y lenguajes corporales.