martes, 28 de julio de 2009

La Iglesia y la guerra

La Iglesia y la guerra
SALVADOR CANTABRANA JIMÉNEZ - Logroño, La Rioja - 27/07/2009



Con 72 años de retraso, pero más vale tarde que nunca, un puñado de obispos se han dignado pedir perdón por el papel que mantuvo la Iglesia en la Guerra Civil, y lo que fue peor, en los 40 años de dictadura. Si ya en la contienda se pusieron al lado de los golpistas, con actuaciones tan deplorables como la de delatar a tantos republicanos en los pueblos de toda España, su connivencia posterior con el franquismo fue palpable y evidente.

La Iglesia católica ejerció un papel represor ideológico feroz, y en las escuelas se enseñó la moral y la educación de los fascistas, cercenando toda la libertad y la cultura que florecieron en los pocos años que dejaron existir a la República.

¡Cuánto daño irreparable causaron durante tanto tiempo de oscuridad, de falta de libertad, de represión y desasosiego! Nunca demostró la Iglesia compasión ni piedad para tantos que sufrieron el castigo de perderlo todo. De los que murieron asesinados en las cunetas, de los que pasaron años en las cárceles, de los que tuvieron que emigrar a otros países, dejando familias destrozadas. Todo lo contrario, se colocó al lado de los opresores y les daba comunión y perdonaba sus pecados, y fue garante de la moral y la educación más retrógrada.

A la muerte de Franco, la jerarquía católica se quiso posicionar al lado de la democracia, pero pasado el espejismo de Tarancón, y de los curas rojos y obreros, ha vuelto donde solía, a defender la negación de todos los derechos conquistados y a querer meternos otra vez en la cueva. Si dependiera de ellos, volveríamos a los días negros y a la pesadilla de la dictadura, donde dominaban y nos sometían.

Sólo unos pocos obispos piden ahora perdón. Los demás, de momento, callan o siguen en su delirio de cruzada nacionalcatólica, santificando mártires de un lado y olvidando a todos los demás. Qué losa tan pesada tenemos encima y qué difícil es quitárnosla.

martes, 21 de julio de 2009

Ecumenismo -

Ecumenismo

El ecumenismo se refiere a toda iniciativa que apunte a una mayor unidad o cooperación religiosa. En su sentido más amplio, esta unidad o cooperación puede referirse a una unidad mundial religiosa, por la advocación de un mayor sentido de espiritualidad compartida entre las tres religiones abrahámicas: Judaísmo, Cristianismo e Islam. Más comúnmente, sin embargo, el ecumenismo es usado en un significado más específico, en referencia a una cooperación mayor entre las denominaciones diferentes religiosas de una sola de estas confesiones.

Contenido-
1 Ecumenismo cristiano
2 Breve historia del movimiento ecuménico cristiano
2.1 Primera etapa (1910-1937)
2.2 Segunda etapa (1938- )
3 Bibliografía
4 Referencias y Notas
5 Véase también
6 Enlaces externos



Ecumenismo cristiano

Con la división de las Iglesias del medio Oriente (empezando por nestorianos y monofisitas, pasando por la ortodoxia hasta llegar al Calvinismo, Luteranismo o Anglicanismo y tantas otras) el término se refiere al movimiento de re-unión entre las Iglesias Cristianas. El ecumenismo, desde esta perspectiva, busca representar en forma real a la Iglesia única y universal, en la cual todos sus miembros están unidos mediante el amor de Cristo.

Así, se define el ecumenismo cristiano como el movimiento que pretende la re-unión en auténtica unidad de las Iglesias cristianas.


C. Meyer hablaba de él así: El ecumenismo es una actitud de la mente y del corazón que nos mueve a mirar a nuestros hermanos cristianos con respeto, comprensión y esperanza (en Steps to Christian Unity. Collins, Fontana Books, Londres 1965, 35).

Entre otros, algunos personajes relevantes en el ecumenismo cristiano han sido: Yves Congar, Hermano Roger Schutz, Atenágoras de Atenas, Pablo VI.


Breve historia del movimiento ecuménico cristiano

Primera etapa (1910-1937) [editar]1910 Se realiza la Conferencia Misionera Mundial en Edimburgo, considerada como el punto de partida oficial del movimiento ecuménico cristiano. Se crea en esta Conferencia un Comité de Continuación del que surgiría posteriormente el Consejo Misionero Internacional. Charles Brent propone la creación del movimiento Fe y Constitución, con Robert Gardiner como secretario conformando así un Comité de Continuación de esta iniciativa.

1914 Robert Gardiner manda una carta de invitación en latín al Cardenal Gasparini. El papa Benedicto XV contesta que se considera a sí mismo como la fuente y la causa de la unidad de la Iglesia.

1918 El obispo luterano Nathan Söderblom se acerca a numerosos clérigos católicos para invitarles a hablar de la paz. Reunión de Uppsala en septiembre. Gasparini no se toma la cosa en serio.

1919 Una delegación de obispos episcopalianos se acerca a diversas iglesias europeas. Al llegar a Roma, les recibe Benedicto XV, quien les dice que la única unidad posible se encuentra en su vuelta a la iglesia católica.

Por la primera vez, Nathan Söderblom, en una carta abierta, sugiere la creación de un Consejo ecuménico de las Iglesias (C. OE.E).

1920 Conferencia "Vida y Acción" del cristianismo práctico. Acuden delegados de la jerarquía ortodoxa.

Creación de un Comité de Continuación de la Conferencia Misionera Mundial en Ginebra, para sentar las bases del movimeinto Fe y Constitución.

1921 Se funda el Consejo Misionero Internacional en Londres. Obispos luteranos suecos y carta del cristianismo práctico.

1925 Conferencia del cristianismo práctico en Estocolmo. Violento ataque del canónigo católico Charles Journet contra el cristianismo práctico en su libro "L'unión des églises et le Christianisme pratique".

Se reúne en Estocolmo el Comité de Continuación de la Conferencia Misionera Mundial, para programar la primera Conferencia Mundial de Fe y Constitución.

1927 Primera Conferencia Mundial de Fe y Constitución en Lausana.

1928 Encíclica Mortalium Animos del Papa Pío XI.

1929 Primera evaluación seria del trabajo ecuménico por los católicos con el libro de Max Pribilla s.j. : Um kirchliche Einheit, Stockholm, Lausanne, Rome.

1930 Nathan Söderblom recibe el Premio Nobel de la Paz.


Segunda etapa (1938- )
Coincide esta etapa con la historia del «Consejo Mundial de Iglesias» (CMI). Su estatuto, fijado provisoriamente en Utrech en 1938, a causa de la Segunda Guerra Mundial, no fue adoptado hasta la asamblea de Ámsterdam, en 1948. El consejo se definió no como una «super Iglesia» o como una «Iglesia mundial», sino como una «comunidad de Iglesias que reconocen a Cristo como Dios y Salvador». Desde su fundación se han establecido 7 asambleas generales: Ámsterdam (1948); Evanston (1954); Nueva Delhi (1961); Upsala (1968); Nairobi (1968); Vancouver (1983) y Canberra (1991).

En cuanto a la Iglesia católica, un cambio de actitud empezó con Juan XXIII y siguió con Pablo VI dando pasos concretos y asumiendo una conciencia nueva en el Concilio Vaticano II. El gran paso fue la creación del Secretariado para la unión de los cristianos (1960) con el cardenal Agustín Bea a la cabeza, pasando en 1961 a participar en la conferencia de Nueva Delhi y llegar en 1964 a la promulgación del decreto «Unitatis redintegratio», documento del Concilio Vaticano II dedicado enteramente al Ecumenismo.

En 1995, Juan Pablo II publica la Carta Encíclica Ut unum sint, en la cual se insta a la unión de las iglesias cristianas mediante la fraternidad y la solidaridad al servicio de la humanidad.[1]


Bibliografía -

Bosch, Juan (1991). Para comprender el ecumenismo. Editorial Verbo Divino. ISBN 978-84-7151-725-8.
Burggraf, Jutta (2006). Ecumenismo: ¿qué es? ¿cómo se vive?. Ediciones Palabra. ISBN 978-84-9840-080-9.

Referencias y Notas
Wojtyła, Karol Józef (1995). «Ut unum sint». Vatican.va: Libreria Editrice Vaticana. Consultado el 2008-05-21.

Véase también
Koinonía
Consejo Mundial de Iglesias
Denominaciones cristianas

El ecumenismo hoy. La situación en la Iglesia católica
Ecumenismo en Monografías.com
ECUMENISMO: Políticamente correcto; pastoralmente incierto
IGLESIA EPISCOPAL EN COLOMBIA: Ecumenismo
II CONGRESO DE ECUMENISMO: GRAN INTERÉS EN LOS 130 ASISTENTES
¿Por qué la iglesia católica ahora busca el ecumenismo?
El Ecumenismo - Pujando por la unidad
Ecumenismo - Centro Ecuménico
Ecumenismo
Templo ecuménico El Salvador (Oliva, Valencia)
Red Juvenil Interreligiosa Latinoamericana Religiones por la Paz
Arrancará la tercera Asamblea Ecuménica Europea
Benedicto XVI hace un balance de cien años de ecumenismo
Obtenido de "http://es.wikipedia.org/wiki/Ecumenismo"
Categorías: Eclesiología cristiana | Ecumenismo

martes, 14 de julio de 2009

THE REBBE, THE MESSIAH AND THE SCANDAL OF ORTHODOX INDIFFERENCE

The Rebbe, the Messiah, and the Scandal of Orthodox Indifference

The Rebbe, the Messiah, and the Scandal of Orthodox Indifference


Author Rabbi Dr. David Berger

Language English
Publisher The Littmann Library of Jewish Civilization
Publication date 2001

Pages 195
ISBN 978-1-874774-88-4


The Rebbe the Messiah, and the Scandal of Orthodox Indifference is a book by Professor David Berger on the topic of Chabad messianism and the mainstream orthodox Jewish reaction to that trend. The book is written as a historical narrative of Dr. Berger's encounter with Chabad-Lubavitch messianism from the time of the death of the Lubavitcher Rebbe, Rabbi Menachem Mendel Schneerson in 1994 through the book's publication in 2001. The narrative is interlaced with Dr. Berger's published articles, written correspondences, and transcribed public lectures, in which he passionately appeals to both the leadership of the Orthodox and Chabad communities for an appropriate response to Chabad-Lubavitch messianism.


Contents
1 Criticism of Chabad-Lubavitch messianism
2 Support
3 Conflict over Ahron Soloveichik's position
4 Criticism
5 See also
6 References



Criticism of Chabad-Lubavitch messianism



Dr. Berger, an academic expert on Jewish responses to Christianity, particularly claims of Jesus messiahship and divinity, criticized what he viewed as similar assertions made by some religious leaders of the Chabad-Lubavitch movement about Rabbi Schneerson shortly after Rabbi Schneerson's death in 1994.


Berger argues that the assertion a person could begin a messianic mission, die, and posthumously return to complete his mission has been unanimously rejected by the Sages and Jewish polemicists for nearly 2,000 years. An example of Berger's proof-texts is the passage in the Talmud which shows that Rabbi Akiva set aside his previous assertions of Simon bar Kokhba's presumed messiahship following Bar Kokhba being put to death. To Berger, the Messianists' viewpoint on this issue is outside the pale of accepted Orthodox Jewish belief. Berger has been highly disappointed by the Orthodox establishment's reaction to Chabad-Lubavitch's claims that Schneerson is the Jewish messiah, arguing that there is a "scandal of Orthodox indifference".


Support
His views are shared and supported by many prominent Orthodox authorities, including leaders from the Ashkenazi non-Hasidic Lithuanian (Litvak) institutions, Ponevezh yeshiva in Bnei Brak, Israel, especially the reactions and statements of its late Rosh yeshiva ("dean") Rabbi Elazar Shach (see Elazar Shach: Opposition to the Lubavitcher Rebbe) and the vehement opposition of the Rabbinical Seminary of America (Yeshivas Chofetz Chaim) in New York, and that of the Rabbinical Council of America (See Chabad messianism: Rabbinical Council of America.)

Rabbi Aharon Feldman, the dean of the non-Hasidic Yeshiva Ner Yisrael: Ner Israel Rabbinical College in Baltimore, Maryland, wrote a widely-disseminated letter in 2004which stated that Orthodox Jews should avoid praying in Chabad synagogues that avowed a belief in the Rebbe as the Messiah. He stated that while there is nothing in Jewish law stating that the messianist views of Chabad-Lubavitch are heretical per se, they "dig under the foundations of Torah fundamentals" and any support of them should be avoided.[1]

Berger is a highly popular figure in Modern Orthodox circles. Following Yeshiva University President Rabbi Norman Lamm's announcement that he would retire in 2001, Berger placed second on an online poll which asked who Lamm's successor should be. In 1996, largely at his behest, the Rabbinical Council of America, the largest organization of Modern Orthodox rabbis in the United States, approved the following resolution:


In light of disturbing developments which have recently arisen in the Jewish community, the Rabbinical Council of America in convention assembled declares that there is not and has never been a place in Judaism for the belief that Mashiach ben David will begin his Messianic mission only to experience death, burial, and resurrection before completing it.



Berger felt that the RCA resolution was a very significant turning point for his cause, as he recounts in his book that after the resolution was approved, "the thunder-bolt struck."

Part of a series on


Chabad

Rebbes of Lubavitch
1. Shneur Zalman of Liadi
2. Dovber Schneuri
3. Menachem Mendel Schneersohn
4. Shmuel Schneersohn
5. Sholom Dovber Schneersohn
6. Yosef Yitzchok Schneersohn
7. Menachem Mendel Schneerson


History
770 Eastern Parkway · 19 Kislev · Ohel
Chabad library · Crown Heights Riot · 11 Nissan
Brooklyn Bridge Shooting · 3 Tammuz
Organisations
Agudas Chasidei Chabad · Chabad on Campus
Tzivos Hashem · Chabad.org · Kehos · Library
Gan Israel · Sheloh · Jewish Relief Agency
Children's Museum · JLI · Merkos L'Inyonei Chinuch
Ohr Avner · Colel Chabad · Kol Menachem
Notable figures
Hillel Paritcher · S. Z. Fradkin · Itche Der Masmid
C. M. A. Hodakov · L. Y. Schneerson · Nissan Neminov
Leib Groner · C. M. Schneerson· Shemaryahu Gurary
Manis Friedman · Yehuda Chitrik · Berel Lazar
Yehuda Krinsky · Z. M. HaYitzchaki · Yoel Kahn
Herman Branover · Yitzchak Ginsburgh
Communities
Crown Heights · Kfar Chabad
Texts
Hayom Yom · Igrot Kodesh · Tanya · Likkutei Sichos
Tehillat HaShem · Shulchan Aruch HaRav
Schools
Bais Rivka · Hadar Hatorah · Yeshivah College
Oholei Torah · Tomchei Temimim · Ohel Chana
Yeshivah Gedolah · Beth Rivkah · Machon Chana
Rabbinical College · Ohr Avner · Mayanot
Outreach
Mitzvah Campaigns · Chabad house · Mitzvah tank
Tefillin · Noahide laws · Shliach · Letter in Sefer Torah
Terminology
Chitas · Mashpia · Meiniach · Farbrengen
Nusach Ari · Choizer · Chabadnitze
Related Topics
Strashelye · Kapust · Controversies · Messianism
v • d • e



Conflict over Ahron Soloveichik's position
In June 1996, The Jewish Press published a paid advertisement that included a letter with Rabbi Ahron Soloveichik's signature. The letter included the assertion that Soloveitchik believed Schneerson to have been worthy of being Messiah, that the Chabad position that Schneerson was the Messiah could not be dismissed as heretical, and cited a number of sources to demonstrate that he could be the Messiah. The letter also attacked Chabad's critics, and praised Chabad's works.[2]

Many messianists believe that Soloveichik defended their position and bring him as a source to back up their arguments. Yet the letter caused confusion as this was a reversal of Soloveichik's previous position on the matter. In 1994, Soloveichik had told The Forward that Schneerson "can't be the Messiah - he is not living - a Messiah has to be living. A living Messiah, not a dead Messiah." He had also expressed shock at the idea that anyone could suggest that the Messiah could be from among the dead noting that "that could be possible in the Christian faith, but not Judaism" adding that this was "repugnant to everything Judaism represents."[3]

Berger provides a letter from Soloveitchik to a friend in 2000, that resolves the contradiction between his two positions. Soloveichik writes:

To my great dismay. . . publications affiliated with the Lubavitch movement have persisted in stating that I validate their belief that a Jewish Messiah may be resurrected from the dead. I completely reject and vigorously deny any such claim. As I have already stated publicly... such a belief is repugnant to Judaism and is the antithesis of the truth. My intent in signing the original letter . . . was merely to express my opinion that we should not label subscribers to these beliefs as heretics. Any statements in that letter which imply an endorsement of their view were not shown to me at the time I signed and I once again repudiate any such ridiculous claim.[4]


Criticism
David Singer, Director of Research for the American Jewish Committee, wrote a critique of Berger at OrthodoxyToday.org, stating, among other things, that Berger has "emerged as a would-be Torquemada on the Orthodox scene, demanding a policy of 'intolerance' and 'exclusion' toward those he deems to be heretical to Orthodoxy."[5]. Berger responded at length on the same website.[6]

Likewise, Professor Aviezer Ravitzky, of Hebrew University, strongly disputes Berger's claims that new Chabad teachings amount to heresy; however he does not believe that such beliefs are correct. In regards to those who wait for Schneerson to return from the dead as a messiah, Ravitzky stated "Torah does not prohibit a person from being stupid."

Chaim Rapoport has responded with a book-length critique entitled "The Messiah Problem: Berger, the Angel and the Scandal of Reckless Indiscrimination".


Chabad messianism
Chabad
David Berger (professor)


^ Public Responsa from Rabbi Aharon Feldman on the matter of Chabad messiansim (Hebrew), 23 Sivan, 5763 - http://moshiachtalk.tripod.com/feldman.pdf. See also Rabbi Feldman's letter to David Beger: http://www.stevens.edu/golem/llevine/feldman_berger_sm_2.jpg
^ Image of the advertisement in The Jewish Press, June 28 1996
^ Rabbis Blast Lubavitcher Messianism, Warn Resurrection Talk Echoes Christian Themes, Lucette Lagnado, The Forward, December 2, 1994
^ HaRebbi Melech HaMoshiach, David Berger, Urim Publications, 2005. p.75, note 7. (The book is an expanded edition and translation into Hebrew of: The Rebbe, The Messiah, and the Scandal of Orthodox Indifference)
^ Singer, David, "The Rebbe, the Messiah, and the Heresy Hunter", OrthodoxyToday.org, accessed May 28 2006.
^ Berger, David, "Response to David Singer", OrthodoxyToday.org, accessed May 28 2006.
Retrieved from "http://en.wikipedia.org/wiki/The_Rebbe,_the_Messiah,_and_the_Scandal_of_Orthodox_Indifference"

MOHSEN NAMJOO

Cinco años de cárcel por cantar versos del Corán
La justicia iraní condena en ausencia al cantante y compositor Moshen Namjoo por utilizar frases del libro sagrado del islam
REUTERS - Teherán - 14/07/2009



El cantante y compositor iraní Mohsen Namjoo, de 33 años, ha sido condenado a cinco años de cárcel por falta de respeto al Corán, según informa la cadena de televisión iraní Press-TV. Un clérigo había denunciado al músico por haber utilizado de manera "insultante" versos del libro sagrado del islam durante sus actuaciones. La sentencia ha sido dictada tras un juicio en ausencia.


Teherán ejecuta a 13 rebeldes suníes
Irán
A FONDO
Capital: Teherán. Gobierno: República Teocrática. Población: 65,875,224 (est. 2008)

La agencia iraní Fars citó a un juez qie confirmó que Namjoo había sido condenado "tras una investigación subsecuente a una denuncia". Press TV citó al padre y al hermano del cantante, rechazando la acusación y explicando que Namjoo nunca tuvo "intención de faltar de respeto". Namjoo se encuentra fuera de Irán, pero la cadena no precisó su paradero.

En una extensa recensión publicada en 2007, el diario The New York Times describía a Namjoo como un "maestro de la literatura clásica persa", cuya música "reflexiona las frustraciones y desilusiones de los jóvenes iraníes". "Algunos le definen un genio, una especie de Bob Dylan iraní [...]. Desafiando la policía cultural, no omite referencia a asuntos contemporáneos. Sus críticos dicen que su música se mofa de la música tradicional persa, al mezclarla constantemente con jazz, blues y rock occidental", proseguía de The New York Times.

Teherán ejecuta a 13 rebeldes suníes
Irán ha ahorcado a 13 miembros del grupo rebelde suní Jundollah ("Soldados de Dios"), condenados a muerte como responsables de asesinatos y ataques violentos en el sureste del país. Los ahorcamientos no fueron públicos, como anunciado en un primer momento y se ejecutaron en una prisión de la provincia de Sistán-Baluchistán.

Irán, país mayoritariamente chií, acusa a Jundollah de formar parte de la red terrorista suní Al Qaeda. Jundollah afirma luchar por los derechos de la minoría suní que vive en la República Islámica.

sábado, 11 de julio de 2009

espiritismo - tribuna periodística

ESPIRITISMO Y OTROS DIVAGUES
MONISMO PANTEÍSTA Y DUALISMO ESPÍRITU-MATERIA



¿Qué significa monismo en la terminología filosófica?

Christian Wolf, filósofo alemán, llamó “monistas” a los filósofos “que admiten un único género de sustancia”, comprendiendo en ellos tanto a los materialistas como a los idealistas. Pero aunque a veces esta palabra se haya usado para designar a estos últimos, el vocablo ha sido adoptado por los materialistas.

Ahora bien, se ve claro que, desde el punto de vista teológico, hay un solo paso para admitir la idea de que, de la mano del monismo espiritualista “todo es Dios”, alias: panteísmo.

En otras palabras: el asqueroso, repugnante gusano es Dios (o “parte de un dios”), los virus, bacterias y protozoarios patógenos son Dios; todos los parásitos habidos y por haber de plantas, animales y hombre, son Dios; los insectos transmisores de terribles enfermedades como el mal de Chagas (vinchucas) y de la malaria y el dengue (mosquitos) son Dios; los carnívoros que persiguen, hieren, matan a sus presas son Dios; un cáncer que causa estragos en un organismo viviente y que hace sufrir intensa y largamente y mata a una criaturita de pocos años, es Dios. Los terremotos, maremotos, erupciones volcánicas que arrasan pueblos y ciudades enteras, las inundaciones por lluvias torrenciales, los huracanes y tornados que matan o mutilan a inocentes, son Dios enojado, en estado de furia que arremete contra sus criaturas tanto “culpables” como incautas.

El Espíritu del mundo en forma de Dios (“un ser perfecto e infalible, según la teología judeocristiana), se arrepiente de su creación y envía un diluvio universal para matar “todo ser perverso” salido de sus propias manos, salvando tan solo a una familia justa y algunos animalitos buenos, según uno de los mitos bíblicos adoptados por Occidente como una realidad histórica. “Moraleja”: un perverso creador chapucero de un mundo maldito, “suma perfección” según así lo definen los teólogos (suma imperfección según la ciencia), es Dios.
Ahora bien, si todo es Dios, según los monistas panteístas, este ente no puede ser calificado de otro modo que de un maldito indolente para con sus pobres y desvalidas criaturas inocentes. Sin embargo, si no todo es Dios, según otro enfoque, y el mundo ha sido creado por un Dios apartado del mundo, la cosa no cambia porque la creación contiene toda clase de cosas malas y repugnantes como hemos visto, y la mar de injusticias que, seguramente antes de la creación no existían. ¡Esta es la posición de los espiritualistas frente a la física!
Por eso me da risa la posición de los espiritualistas de cuyo seno surgió el espiritismo tan cantado por los chantas y tan creído por los nescientes, pobres, que caen como “chorlitos en la jaula” y gastan dinero “al divino botón” a veces necesario si son pobres y enfermos, en zonceras como los libritos sobre espiritismo, o consultas personales a los “sabios” que cultivan esta pseudociencia.
Bien, si ahora dejamos de lado el panteísmo y afrontamos el dualismo remitiéndonos a las cosas serias, nos encontramos otra vez con Wolf y su definición: “dualistas son los que admiten la existencia de sustancias materiales y de sustancias espirituales”. Esta idea, coincide con el concepto de Descartes que sería el verdadero fundador del dualismo, quién reconoció precisamente la existencia de dos diferentes especies de sustancias, la corpórea y la espiritual, por lo cual el inventor del dualismo sería Renato Descartes, pero aquí en este artículo me he propuesto borrar de un plumazo tanto el concepto de espíritu, como el de ¡materia!

Bien, después de esta negación ¿qué nos queda entonces? A mi modo de ver, sólo formas de energía. ¿Energía? ¿Qué energía? Vayamos a otro enfoque.


¿Materia o espíritu? La eterna controversia

Materialistas y espiritualistas, siempre se han desgañitado durante eternas controversias, desde la más remota antigüedad ¡hasta el presente! para clarificar esta cuestión.
Veamos someramente algo sobre materialismo:
“El materialismo cosmológico se caracteriza por las siguientes tesis: a) el carácter originario o derivable de la materia, que precede a todo otro ser y es su causa. b) La estructura atómica de la materia. c) La presencia en la materia, y por lo tanto en los átomos, de una fuerza capaz de hacerlos mover y combinarse de modo tal que dan origen a las cosas”.
“Demócrito admitía que los átomos se mueven por su cuenta desde la eternidad” (Diccionario de filosofía, de Nicola Abbagnano, pág. 779). Su hallazgo fundamental fue el atomismo con el que trató de explicar el universo a través de la interacción de innumerables partículas indestructibles, eternas e indivisibles, que se movían constantemente en el espacio infinito.

¡Pobre Demócrito que vivió entre los años 480 y 370 a.C.! Si despertara hoy para encontrarse frente a frente con los colosales aceleradores de partículas que hacen trizas a los átomos, ¡se caería de espaldas!

A su vez el biólogo alemán Ernst Haeckel, admitía además, que los átomos están dotados, aparte del movimiento, también de vida y de sensibilidad.
Por su parte, el materialismo psicofísico, “consiste en afirmar la estrecha dependencia causal de la actividad espiritual humana de la materia, esto es, del organismo, respecto al sistema nervioso o del cerebro. Una de estas formas es la concepción de el hombre máquina por parte del francés La Mettrie, quién la usó como título de su famosa obra homónima (1748).

Por su parte, el zoólogo Karl Vogt (1817-1895) en un escrito de 1854 titulado La fe del carbonero y la ciencia, afirmó que “el pensamiento tiene con el cerebro la misma relación que la bilis con el hígado o la orina con los riñones”. (¡Horror para los espiritualistas que, seguramente desearon matarlo!
Continuamos con Abbagnano: “Otra forma más atenuada o, si se quiere, más distinguida de la misma doctrina, es aquella según la cual la conciencia es el epifenómeno de los procesos nerviosos... (Según Huxley), pág. 780.”

Ahora bien, dejando de lado a todos aquellos pensadores e investigadores del pasado, invito al lector a recalar en mi propio concepto acerca de la esencia del universo (véase mi obra homónima editada en la ciudad de Buenos Aires en 1991, por Editorial Reflexión, pág. 234). En esta obra recomendable, explico con creces mi posición frente a los tradicionales contrarios: materia-espíritu. Allí digo, por ejemplo, que el psiquismo es un proceso físico más; que entre la materia-energía hay otra manifestación de la esencia del universo: el psiquismo (al menos en nuestro planeta entre incontables astros sin vida) y, en resumidas cuentas deduzco que en realidad no existe (fuera de nuestra mente que lo concibe), ni la materia ni el espíritu, sino tan solo ¡la energía! que es una de las manifestaciones de la (para nosotros) escondida esencia universal, y que puede producir psiquismo, es decir, lo que los espiritualistas denominan cándidamente: “manifestaciones espirituales”.

En resumidas cuentas, la palabra espíritu que indica un concepto sobre algo simple, es un invento de nuestra mente que, asombrada, intrigada ante lo incomprensible que es la propia mente humana, echó mano de la fantasía para explicar desde su ignorancia lo que de ningún modo podía entender.
Tan incomprensible es la complejidad del proceso psíquico y sus manifestaciones, que ante este fenómeno, el hombre se torna supersticioso y atribuye todo a un espíritu (entendido este como ser individual dotado de razón, alma racional).

Así, por ejemplo, el principal error de Descartes ha sido considerar el pensamiento como independiente de la “materia”, para afirmar que existe el alma independiente del cuerpo, “que no necesita lugar alguno para su existencia ni depende de cosa material alguna”. (Discurso del método, 4ª. Parte), cuando en realidad el pensamiento se localiza en el cerebro (un lugar) y no se produce si falta aquello que se denomina “materia”, como el oxígeno, el carbono, el fósforo, el hidrógeno... y otros elementos componentes de sustancias químicas como energía “empaquetada” que aporta el torrente sanguíneo.
¿Qué pasa entonces con la conciencia si faltan esos elementos?, ¿esta se eclipsa?, ¿queda latente?, ¿permanece en “otro mundo”? ¿En ese “mundo” denominado espiritual que, si no posee “materia” a su alcance (alimentos, agua, oxígeno), no puede manifestarse (ni a sí misma), conservando su “yo” ahora inconsciente para sí misma? ¡Arduo tema tanto para los religiosos, como para los psicólogos creyentes en el alma inmortal que sobrevive al cuerpo!

Aquí, en este punto, no le queda al creyente en el alma separada de la materia, otra cosa que cerrar los ojos y pensar en otro utópico mundo separado del que nos muestra la experiencia, que en todo caso penetra en este último, se le hace consciente, y ante la muerte corpórea, retorna a ese otro mundo inmaterial. ¿Recobrando la conciencia perdida? ¡Arduo tema para los espiritualistas y esotéricos de siempre! Religiosos orientales y occidentales anduvieron y andan por ahí, pensando estas cosas. En otra figura, podemos comparar este fenómeno con una ventanita que se abre al mundo material y se cierra luego para recluirnos nuevamente en el mundo material. En este paradigma podemos imaginar dos mundos que se excluyen: espiritual e inmortal uno, y material y temporario el otro. Este es un pensamiento que se viene arrastrando desde la más remota antigüedad. Lo que no combina es que, mientras por un lado se halla consciente lo espiritual, lo material permanece separado (alma y cuerpo según los dualistas) y cuando hay inconsciencia, desaparece lo material para esa conciencia, para quedar solo el espíritu pero sin saber que existe, es decir ¡desaparece la conciencia! (?).

Esto significa que, durante un desmayo por causa de un golpe en la cabeza, el alma queda sin saber que existe.

Por otra parte, durante el sueño, el alma parece volverse loca para deambular por lugares fantásticos; ora de alegra, ora se entristece, “ve” personajes que ya o existen, goza, sufre... ¿en otro mundo?

¿Cómo explican los psicólogos el fenómeno onírico? Cada uno a su manera, a cual más fantasioso, y no hablemos de los psicoanalistas, reyes de la ilusión.

Por su parte, recordemos que algunos antropólogos, tentaron la hipótesis de que, el espiritualismo nació de los sueños. Durante el trance onírico, podemos ver y conversar con nuestros parientes fallecidos: padre, madre, hermanos... También con allegados que ya no existen. De ahí a la fantasía del espiritualismo y el espiritismo hay un solo paso.

También podríamos preguntarnos dónde se encuentra el alma racional durante los sueños cuando estos son alocados o consisten en pesadillas que nos asustan o aterrorizan. ¿Será cierto entonces que el alma se vuelve loca durante estos trances? Y bajo los efectos de los estupefacientes y del alcohol, ¿qué pasa con el alma? ¿Se halla perturbada? ¿Acaso opacada? ¿A la espera que la sangre diluya las drogas en el cerebro para retornar a manifestarse lúcida? ¿Se trata, entonces, de un alma “va y viene”, que se oculta durante el sueño o se altera bajo los efectos de las drogas, para reaparecer lo más campante y reinstalarse en las neuronas una vez libre de los efectos de las sustancias químicas? ¿Y en aquellos que por un golpe en la cabeza, ataques cerebrales y otras causas, quedan inconscientes, el alma se esconde asustada a la espera de la normalización del cerebro para reaparecer tranquila cuando su “nido” (el cerebro) se recupera y queda en orden?

¡Qué extraño que los grandes pensadores filósofos (que he leído “a montones”) no se hayan percatado de este fenómeno anímico, que consiste en un alma que parece jugar a las escondidas, ocultándose cuando “las papas queman”, para reaparecer consciente y lo más alegre una vez superado el trance y cuando ya “no hay moros en la costa”, es decir, cuando el cerebro se halla nuevamente disponible, y tiene campo libre!

Los psicoanalistas y espiritistas que “manejan” el tema del “alma” de las personas, me pueden ofrecer “mil” explicaciones del fenómeno, pero los bioquímicos y psicólogos serios van por otro camino y nos explican que ciertas sustancias químicas pueden alterar el “bailoteo” de protones, neutrones, electrones, quarks y otros elementos subatómicos pura energía psíquica que componen transitoriamente (mientras estamos vivos) la trama cerebral que los creyentes en los espíritus denominan alma, con el fenomenal atributo de, nada menos que: la ¡inmortalidad! cuando, por desgracia, todo eso se desmorona con la muerte.

Ladislao Vadas





Publicado 4 de Abril de 2009